lunes, 28 de noviembre de 2011

Reseña: La sombra de la luz


Título: La Sombra de la luz
Autor: Enrique Cortés
Editorial: Equipo Sirius
Precio: 17 
Nº de páginas: 154
ISBN:  9788492893492













   "Dicen que cuando suceden estas cosas es como si estuvieses dentro de un sueño, pero para mí no fue así"




   





   Eran cientos. Cientos de estrellas. Cada una recorría luminosa una órbita diferente alrededor del mismo punto en el espacio. Un único punto. El centro de todo el movimiento del universo y él estaba sentado allí, en su hamaca, fumando un cigarrillo extra light. A su alrededor giraban estrellas, cometas, asteroides y todo tipo de cuerpos celestes y él miraba, con los ojos entornados, sonriendo ante aquella danza multicolor. Suspendido en medio del espacio, se preguntaba qué hacía allí, qué sería de su esposa, de sus hijos, del asqueroso gusano que fue su jefe cuando ganó su primer sueldo trabajando en un McDonald´s.










   Un lugar lejano, una serie de complicaciones, un cambio de tiempo y un amor que supera el universo. Buzz emprende un viaje fuera de la Tierra. ¿Y si fuera posible vivir fuera de la Tierra? ¿Y si la vida pudiese desarrollarse de un modo totalmente distinto? 

"Has aparecido de repente en mi oscuridad y debe haber una razón"







   


   No había oído hablar de este libro, pero gracias a mi profesor de Lengua llegó a mis manos.

   Tras una portada un tanto extraña a primera vista encontramos una historia narrada en ocasiones en primera persona y en otras en tercera que narra experiencias ficticias mezcladas con escenas tiernas y románticas.

   Una trama trepidante que al principio resulta más sencilla pero que a medida que se va desarrollando aumenta tanto su complejidad como su acción.
   Encontramos en sus páginas unos personajes con unas cualidades y una complejidad psicológica muy bien formadas que saben transmitir a la perfección sus sentimientos hasta el punto de que el propio lector se hace participe de la acción.

   Si tuviese que definir esta novela con tres adjetivos serían los siguientes: atractivo, porque el tema que trata es interesante y fascinante para el lector, ameno ya que sin darte cuenta ya has pronunciado su última palabra... estrellas... y sorprendente ya que la forma en la que suceden los hechos te dejaran ensimismado.
   En definitiva es un historia sin duda bien narrada que se ha ganado con creces el premio recibido.

-Le diré que tengo algo mas importante que hacer.
-¿Qué es?
-Estar junto a ti 






2 comentarios:

Dafne dijo...

Me ha encantado tu reseña. Yo también he leído esta novela y me parece maravillosa. Has descrito muy bien las sensaciones que se tienen al leerla. Enhorabuena por tu blog.

E. C. dijo...

Gracias a las dos por vuestros comentarios. Los antiguos creían que las palabras eran símbolos de poder y encerraban en sí mismas la magia de la vida. Hay días cenicientos en los que esa magia se niega a acudir a mis dedos. Entonces me faltan las líneas como si me faltase el aliento. En esos días del folio en blanco y la mirada triste, palabras como las vuestras son luminarias.